Consejos, Hogar

Cómo elegir la mejor puerta blindada

Cuando tenemos que comprar una puerta blindada pueden surgir dudas e inseguridades, sobre todo si no conocemos el sector. A continuación le mostramos los aspectos esenciales y las características más importantes a tener en cuenta para elegir la mejor puerta blindada para sus necesidades.

¿Cuál es el precio adecuado para una puerta blindada? No hay una respuesta única: probablemente haya una razón para que el producto cueste más. La razón se esconde muy a menudo tras los grosores de chapa utilizados, la calidad de los componentes y el cuidado en los detalles, cosas que no se notan. Cuando se evalúan diferentes puertas blindadas hay que tener en cuenta varios elementos
consideración. Veamos algunos consejos de puertas blindadas y acorazadas útiles para usted:

Clases de resistencia al robo

Para elegir la mejor puerta blindada partimos de la seguridad: ¿pero cómo establecemos lo segura que es una puerta de seguridad? Muy sencillo, basta con comprobar qué clase de resistencia antirrobo tiene asignada. Las clases de resistencia antirrobo de las puertas blindadas son una categorización de los elementos de seguridad que establece el régimen de normas.

Estas normas prevén que la puerta se someta a una serie de pruebas que se diferencian por el tipo de instrumentos y el tiempo utilizado para el intento de robo. Dependiendo de cómo responda la puerta se le asigna una clase antirrobo. Hoy en día, en Italia, la clase mínima aceptada para una puerta de seguridad es la 3, que se presta, por ejemplo, a los pisos de los condominios.

La clase 4 es adecuada para viviendas unifamiliares o aisladas, mientras que la clase 5 se recomienda para áticos, joyeros o incluso habitaciones del pánico.

El aislamiento: térmico, acústico, del aire, del viento

Evaluar los aspectos relacionados con el aislamiento térmico, el aislamiento acústico, la resistencia al viento y al agua es realmente importante cuando evaluamos la mejor puerta blindada para comprar.

Tanto los aspectos relacionados con el ahorro, como los relacionados con el confort en la vivienda.

De hecho, una puerta blindada perfectamente aislada garantiza el ahorro de energía al evitar la pérdida de calor y protege contra las corrientes de aire, los ruidos y los olores no deseados, especialmente en el caso de las viviendas u oficinas que dan a una carretera especialmente transitada.

No olvidemos que la elección de instalar una puerta acorazada certificada según la normativa vigente también le permite beneficiarse de las deducciones fiscales relativas al ahorro energético.

Elija la cerradura: establezca sus necesidades de uso

La cerradura de la puerta blindada es crucial para entender cuál es la mejor puerta blindada para sus necesidades. Existen varios tipos pensados para garantizar distintos niveles de seguridad, pero también diseñados según las necesidades específicas de los propietarios, según se trate de viviendas particulares o instalaciones de trabajo.

De hecho, existen cerraduras para las puertas acorazadas que permiten disponer de llaves para el personal de servicio, cuyo acceso puede habilitarse o bloquearse gracias a la llave principal (suelen ser cerraduras dobles de dos cilindros). Eligiendo una cerradura electromecánica podemos registrar regularmente los accesos gracias a las tarjetas que sustituyen a las llaves, una solución ideal para la gestión del personal.

O también, con los recientes desarrollos de la tecnología domótica, se han desarrollado cerraduras electromecánicas inteligentes. También se pueden controlar a distancia gracias al smartphone.

Materiales y acabados: no sólo estética

Una vez agotadas todas las cuestiones técnicas y mecánicas, podemos centrarnos por fin en la estética y el diseño de la puerta blindada.

A la hora de buscar la mejor puerta blindada, el ojo también quiere su parte.

Sin embargo, en esta fase es necesario tener en cuenta algunos factores clave. En primer lugar, si la puerta se instalará en el interior de un edificio o en el exterior.

Una puerta acorazada instalada en el exterior de un edificio, al estar expuesta a los cambios de tiempo y meteorología, requiere un revestimiento duradero que no requiera una atención especial, como el Laminam o los paneles de aluminio.

Si tenemos que instalar una puerta blindada en el interior, podemos elegir cualquier revestimiento y también podemos decidirnos por paneles más sencillos y con menor coste.