Consejos

Consejos importantes para elegir una joya

¿No sabes qué joya elegir? Si no estás segura de qué anillo, collar, pendiente o pulsera elegir, lee estos nueve consejos, te ayudarán a elegir la joya adecuada para la ocasión.

¿Cuántas veces por la mañana te pones el collar de siempre que “queda tan bien con todo”? O siempre el mismo anillo? Por no hablar de los pendientes: deben coordinar con la forma de la cara y también con la ropa. Las joyas son muy diferentes entre sí y antes de ponerse o comprar una (o donarla) es bueno tener las ideas claras. Aquí tienes algunos pasos de joyería en Madrid Germán Joyero para decidir cómo y qué elegir:

1. Determina qué quieres conseguir con la joya

¿La quieres en el centro de la escena? ¿Apunta a recibir cumplidos? ¿O debe ser un accesorio casi invisible que acompañe el look, pero sin centrar la atención? En el primer caso, por ejemplo, un collar de gran tamaño debe verse. O unos pendientes muy grandes: circulares o colgantes. Pero cuidado: tanto el collar como los pendientes pueden realzar, pero también corren el riesgo de dejar al descubierto algún aspecto de tu cuerpo.

2. Cada joya es un mensaje para los demás

Así que cada joya tiene su momento adecuado para ser usada. Por ejemplo, una gargantilla de gran tamaño puede ser divertida para una noche en la ciudad con los amigos o la pareja, pero no queda bien para la oficina o una cita de negocios, a menos que tu oficina sea especialmente tolerante o esté poblada por personas creativas a las que les encanta romper las reglas. En general, en los lugares de trabajo son más apreciados por la joyería de aspecto pequeño y tradicional, mejor si se trata del anillo de novia o de compromiso.

3. Si tiene que comprar una joya, piense en su duración

La robustez y la calidad de la mano de obra y del material no son siempre las mismas y pueden determinar el número de veces que te la pongas. Una joya que cuesta unas decenas de euros apenas conservará el brillo y se deformará con el uso, a no ser que la guardes cerrada en un cajón. Pero, al mismo tiempo, una joya muy preciosa no debe llevarse continuamente, porque las piedras y el metal se desgastan o se rayan.

4. ¿Cuánto quiere gastar?

No es una pregunta trivial: a menudo, quien entra en una joyería no tiene ni idea de cuánto dinero necesita ni de cuánto está dispuesto a desembolsar. Resultado: El comprador sale de la tienda con algo diferente a lo que había imaginado. Antes de comprar una joya, eche un vistazo a Internet y hágase una idea. Quizá navegando por las páginas de Gioiellis.com.

5. Antes de comprarla, sería bueno probar las joyas

Es difícil que un joyero, a no ser que esté loco, le alquile collares y pendientes. Pero al menos en la tienda no tengas prisa y pide que te pongan lo que te gusta. Mírate en el espejo, con calma, e imagina que llevas otros trajes distintos a los que tienes en ese momento.

6. ¿Joyería artesanal o productos de serie, como los de las grandes marcas?

Hay pros y contras. Las joyas artesanales para ser de gran calidad requieren más horas de trabajo y, por tanto, son más caras por los mismos materiales utilizados. Por otro lado, pueden ser más originales. Por otro lado, si no se trata de una gran casa de joyería, existe el riesgo de descubrir alguna imperfección después de haberlas comprado. Las joyas producidas en serie, por el contrario, tienen un precio más bajo y un estándar homogéneo: no hay sorpresas. También son más sencillas de revender. Pero, por supuesto, mucho menos originales.

7. ¿Qué metal es mejor para usted?

Antes de comprar, pruebe el efecto sobre la piel de la plata y el oro en sus diferentes colores. También pregunte qué aleación de metal es la plata o el oro combinado: pueden causar alergias a los que tienen la piel sensible. Por desgracia, las joyas de oro puro, de 24 quilates, son muy raros, así como muy frágil.